miércoles, 25 de marzo de 2015

CAMBIARON LOS TIEMPOS

CAMBIARON LOS TIEMPOS.
Cambió la vida. Cambiaron las costumbres. Se acabó la bohemia, todo es por cuanto? El turf acusó el cambio. El "populismo" reina en estas partes del continente. El turf en su raíz, lejos estuvo de ser popular. Quizás lo hizo popular la proliferación de posibilidades económicas que tenían las clases medias que durante años fueron numerosas y con posibilidades amplias. Hoy todo cuesta. La revista es cara y a su vez para quienes la editan, no es reedituable. El turf se vió obligado a competir con una pluralidad de juego con amplia difusión, contrastando con el olvido de los medios escritos y televisivos. La juventud le dió la espalda a la actividad, salvo en caso muy puntuales que no alcanzan a satisfacer las necesidades turfisticas. Hubo defectos entre la dirigencia que hizo la "siesta" en momentos que debió jugar sus fichas apostando a la difusión. La televisión le jugó en contra. Los gobiernos no les interesó en difundir al turf. Políticos que tienen caballos, inclusos Haras, que se mueven en las "tinieblas" por miedo a perder concenso a nivel político. Fijense que diferencia, poco le importa a los políticos corruptos en mostrarse como tales, en cambio en turf, le temen al "quemo". Cosas que en este hermoso y bendito país vienen de mucho tiempo atrás. Hasta la religión le ha jugado en contra al turf. En momentos de tribunas llenas, muchos de los mismos concurrentes llevaban sus prismáticos, escondidos. Las revistas después de la reunión, desaparecían en el tacho de basura más cercano, si los había, en la vieja Avda Vértiz. La familia se reunía los domingos en la casa de la vieja. Preferente de la suegra, y entonces con la excusa de ir a ver a Ferro que jugaba contra Atlanta, ibamos al hipódromo. Total, lo que había que escuchar como había finalizado el partido y tratar de averiguar lo ocurrido, para evitar quedar en offside con nuestra señora y por supuesto sus padres. Los bancarios tenían prohibida su entrada al hipódromo. No directamente, pero si indirectamente. Era tabú el turf. En síntesis la globalización, la tecnología, la desidia de los mandamás, se "comieron" al turf. Ayudó la falta de personajes periodísticos de importancia que le dieran vuelo periodistico, Admitimos el haber fallado en ese sentido. Leguisamo no fué popular. Paradoja y sin ánimo de enfrentar gustos, Vilas lo fué. Falero y Ricardo heredaron el legado de Vilmar o de Jara, quizás el hecho de ser extranjeros les negó popularidad callejera. Valdivieso pagó esas culpas. Karamanos con proyección mundial, tampoco fué algo más que "el Karateca". Vaya a saber uno cual de todos estos motivos o si todos en su totalidad, incidieron para que ello ocurra. Me estoy sintiendo triste, los recuerdos me hacen mal, soñé con otro final para el turf, mi turf. Por ahi pienso que se está yendo, como sse fué el billar, las barajas, los dados, los cabarets, los bulines y tantas otras coasa, que indudablemente FUERON DE OTRA EPOCA. Hay que seguir, el sábado se corren las POLLAS. Serán como las de antes? Por ahi ahora hasta eso cambió, el que pinta para crack, espera para correr en el pasto. En eso hay abundancia, aunque resulte pobreza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal