lunes, 27 de abril de 2015

ALIMENTACION NO ES SINONIMO DE NUTRICION


NUTRICION: Consecuencias de los Errores en la Alimentacion, de Grandes Caballos Spc

Una alimentación adecuada debe tener en cuenta, sus principios básicos: 1) necesidades propias de los caballos. 2) exigencias particulares, en correspondencia con los requerimientos de los nutrientes calculados para los distintos tipos de individuos y su actividad. 3) aporte de los alimentos Las necesidades o requerimientos de los equinos, demandan distintas exigencias de proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua. Pueden dividirse en dos grandes grupos: • Mantenimiento: condición de equilibrio donde el animal no gana ni pierde peso. El ejemplo típico de este animal es el que está suelto en el campo sin realizar ningún tipo de actividad. El alimento ingerido es utilizado para mantener sus necesidades básicas. • Producción: están incluidos en este grupo la reproducción, gestación, lactancia, el crecimiento, trabajo, deporte y el engorde. Cuando las necesidades de los elementos alimenticias no son satisfechas comienzan a aparecer consecuencias desfavorables en el plano de la salud. Generalmente los desbalances nutricionales que se presentan están encuadrados en cuatro grandes grupos: calidad, cantidad, cambios bruscos y forma de administrar los alimentos. Las enfermedades causadas por desórdenes alimenticios cubren un espectro muy amplio, destacándose: 1) alteraciones y desórdenes digestivos. 2) anomalías en el tejido óseo. 3) retraso en el crecimiento. 4) trastornos en la reproducción. 5) trastornos respiratorios. 6) disminución de la resistencia a las enfermedades. 7) pérdidas de peso. 8) disminución en el rendimiento. 9) alteraciones en el estado general y en el manto piloso. Los aportes de proteínas son fundamentales para el organismo, sus necesidades son diferentes en etapas de la producción equina como es el crecimiento y la gestación. Una carencia proteica provoca un conjunto de alteraciones como: pérdida de apetito, alteraciones en el pelaje, pérdida de peso, lento desarrollo en los potrillos y en las yeguas puede afectar la fecundidad, su producción láctea y el crecimiento fetal. Lo inverso, o sea, el aumento de proteínas en la dieta, altera la fermentación bacteriana, produciéndose diarreas, afecciones hepáticas, reproductivas, y del aparato osteoarticular. El crecimiento del hueso y del cartílago del potrillo y de la yegua gestante se alteran cuando existen desequilibrios alimenticios y carencias de: a) minerales fundamentales para su desarrollo como calcio, fósforo, zinc, cobre, etc. b) vitamina D, y c) excesos de proteínas, pueden ser el origen de ciertos trastornos localizados en el hueso y en las articulaciones, como: sobrehuesos o exóstosis, alteraciones en los aplomos, epifisitis, enfermedades del desarrollo, defectos en el crecimiento, osteocondrosis, etc. Cuando se realizan cambios nutricionales en la dieta de los caballos, debe permitirse que el aparato digestivo tenga el tiempo suficiente para adaptarse al nuevo alimento, para permitir que las secreciones digestivas se tornen eficaces y permitan la llegada de un alimento bien digerido al intestino grueso. Cuando esto no sucede se producen diversos trastornos digestivos, algunos ellos de gravedad. Un exceso en la cantidad de alimentos administrados, como así también el hecho de no repartir la ración en varias tomas al día, ocasiona la llegada de grandes cantidades de alimento al aparato digestivo. Como consecuencia de ello el intestino sufre una sobrecarga alimenticia, el organismo no puede satisfacer una correcta digestión de las mismas, generando un aumento en las fermentaciones microbianas y un incremento en la producción de gas y endotoxinas bacterianas. Este error trae aparejado trastornos localizados en el tracto gastrointestinal de diversa índole, el cólico y la diarrea son dos ejemplos manifiestos y temidos en el ámbito de la producción equina, pero en ciertas ocasiones las endotoxinas bacterianas son liberadas en la corriente sanguínea produciendo alteraciones circulatorias caracterizadas por congestión e inflamación en los cascos y el animal sufre en su pie, las serias consecuencias de otra enfermedad conocida con el nombre de laminitis o infosura. Las intoxicaciones pueden ser definidas como el estado morboso que presenta el organismo cuando se introducen al mismo una o varias sustancias tóxicas, o cuando se acumulan en el cuerpo aquellos elementos nocivos originados como productos de la transformación incompleta de los alimentos debidos a una sobrecarga de los mismos. Las intoxicaciones alimenticias pueden ser causadas por la contaminación a través de la ingestión de ciertas plantas tóxicas, ingestión de tóxicos o venenos de diferente origen, existencia de hongos y toxinas de los mismos (llamadas micotoxinas), el exceso en la administración de vitaminas, minerales, hidratos de carbono, proteínas. El aparato reproductor y su ciclo estral son netamente receptivos a las variaciones nutricionales y se observan modificaciones. Los porcentajes de preñez y aún los de parición muestran resultados que indican su descenso. Los fardos o los concentrados con exceso de polvo producen su inhalación involuntaria y continua. El caballo posee una habitual conducta de de soplar sobre la comida afectando de esa forma las vías respiratorias. La enfermedad obstructiva crónica de los caballos (EPOC), bronquitis, bronquiolitis y el enfisema, representan ejemplos de trastornos respiratorios. Los fenómenos alérgicos están relacionados con la administración de un producto ingerido por el caballo, y pueden ser: 1. inmediatas o tardías. 2. estacionales o no estacionales. El conocimiento y la individualización de las sustancias que desencadenan este tipo de alergia en los caballos es escasa pero deben incluir: suplementos vitamínicos y minerales, alimentos balanceados, granos, fardos o rollos, pasturas, etc. Los signos o síntomas de naturaleza alérgica se localiza en: • la piel, representado por urticaria, inflamación de la misma y por un intenso prurito que pueden ser manifestarse en diferentes partes del cuerpo, cola o en la zona cercana al ano. • manifestaciones en el aparato digestivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal