viernes, 17 de abril de 2015

LA RAZON DE UN PORQUE

Ese día estuve presente como visitante junto a mi esposa en el hipódromo. Estaba de vacaciones y fui a la mañana del día anterior al hipódromo a recabar información con respecto a montas borrados y hasta algún guarismo de partida final. Por cierto que estuve en el box de MUKTAR donde me encontre´con Eduardo Tadei, Fabián Rivero, el ya desapárecido "Bebe" Bello, Santos Mámoli y Roberto Cosoli, Consegui la primicia obtenida gracias a la benevolencia de un funcionario del hipódromo, que el favorito no era de la partida, por una lesión grave. No recuerdo su nombre. La reunión se disputaba el miércoles y figuraba en la cartilla de San Isidro. El cronometrista me salió de adentro, busqué la Agencia de Clarin a la mañana, fui atendido como a un compañero más y recuerdo que me dijeron que la agencia receptora de avisos de Clarín recién abría a eso de las seis de la tarde sus puertas. Sabedor del movimiento interno de la Sección Carreras, estimé que debía llamar desde el hotel que estaba alojado y de mi peculio, hacer una llamada lo más cercana a las 16 horas para comunicar las novedades. Lo sentí como un deber y además el privilegio de que el diario que trabaja tuviera una exclusividad con respecto a la Palermo y La Nación, por nombrar a los "rivales" del momento. Tuve suerte en poder hablar con el tiempo suficiente, me atendió quien tenía un cargo importante en la página y me dijo pero "Gaucho" ni de licencia nos perdona. Es que creo que la información que tengo es importante. Bueno dele fué la contestación. Pensé orgulloso de ello, deber cumplido. A la noche me había invitado el señor que me atendió a una cena para los invitados a la que no concurrí, porque entendí que no me correspondía. Dejé abierta la puerta agradeciendo y que no le aseguraba mi participación aunque mañana nos encontramos en la reunión hípica. Al otro día esperaba ávido la llegada de Clarin a Córdoba capital. Me llamó mucho la atención que fué varia horas posterior a los demás diarios capitalinos. Cuando llegó rápido a mi página, a la de turf. la información no había sido volcada a la misma. Más el favorito de Clarín era el de todos, el que me habian dicho que no corría. La monta de MUKTAR era Jorge Ojeda que no había viajado. Sentí verguenza que ni siquiera traté de ubicar al solícito informante. Si mal no recuerdo ese dia ocurrió un asalto a la Tesorería del Hipódromo. Vuelto a mi destino original continué con un par de días más que tenía de vacaciones. Llamé al diario y pedí para hablar con esa persona que me había atendido de la sección preguntando que había sucedido con la información por mi proporcionada. La respuesta fué un seco "Gaucho nosotros acá trabajamos para Clarin y no para San Isidro". Entendi su respuesta y por cierto que intuí el futuro de una página que con vida estaba muerta. No respondi o dije está bien, pero el sabor amargo de no "sentir la camiseta que tenía puesta" me produjo un fuerte ardor de estómago. Por cierto que por su cargo se jubiló como tantos antes que yo. Así se fué vaciando la que en algún momento fué la mejor página de Turf de la Argentina.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal