sábado, 28 de marzo de 2015

EL POCHO NARDI UN CLASICO

  • El Pocho Nardi un señor, ya hice una reseña de lo que el consideraba la amistad, en un encuentro que el buscó al saber que era Uruguayo y le pidió al Oscar Domínguez, que lo presentara. Todo surgió por un "cajón" aue se comió en el Ramírez que ganó MI TOCAYO, con el Ever Perdomo. El cajón se lo fabricaron entre el Tero Rey y Gualberto Pérez, mientras Ever esperaba. Cuando zafó se encontró el disco y llegó con todo el caballo. Le costó la monta nada menos que de ATLAS, a la postre vencedor del Pellegrini. Ese día me invitó a pasar el día en su casa, pasé un día de novela, y lo primero que me dijo si era amigo del Tero Rey? Cuando le contesté que lo conocía muy bien y le dije el que le puso "Rosita" a Alberto Milia? Me dió un abrazo que casi me rompe las costillas. Sin ningún rencor, sin ningún reproche, confirmó lo que sabía de él por boca del propio Tero Rey, Alberto Milia, Oscar Domínguez y el Mono García. Con esos garantes podía "dormir sin frazada" en la casa de un TIPAZO con mayúsculas. .Creo que se retiró antes de los 60 años, pero no lo afirmo. Si lo tuviese que definir a Oscar Nardi diría que fué un clásico rosarino de nacimiento, porteño por adopción y ciudadano del Río de La Plata, por convicción.Como entrenador no tuvo mayor brillo. Es que él había nacido para correr. Eso si fiel a su estilo como jockey, la monta preferida era el "Pato" Costantino. Pavada de jockey.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal