miércoles, 25 de marzo de 2015

RESPONDIENDO A UN PEDIDO



RESPONDIENDO A UN PEDIDO
Leguisamo un gran jockey a quien tuve la dicha de conocer en una de las tantas despedidas que tuvo en Maroñas En esa oportunidad coincidió con la disputa de Gran Premio Jockey Club y la familia Caviglia le ofreció la monta de TURISMO un ejemplar de su propiedad que entrenaba en Las Piedras Manuel Rodríguerz, defensor de las añejas sedas del stud Atahualpa. En ese entonces trabajaba en la Sección Carreras como Cronometrista en Maroñas para la empresa Seusa, con dos diarios, El Diario vespertino y La Mañana matutino. En esos años el Jefe de El Diario era Hugo Morales y decidió que concurriera al circo canario a controlar el ejercicio final para ese compromiso, en virtud que el colega pedrense Pistolita González, estaba haciendo reposo por una afección gripal. La empresa contrató un coche para llevarme junto al fotógrafo, desde el Hotel Victoria Palace, ubicado en la vieja Recova de la Plaza Independencia donde estaba alojado Irineo Leguisamo hasta el hipódromo pedrense. Un medio correr con una pista repleta de curiosos, atraídos por la presencia de el más grande, que hicieron que el ejercicio en si, pasara prácticamente desapercibido. Creo que el ganador de esa prueba fué TIO VIEJO un defensor del Cepomaca minetras el conducido por el astro apenas si rescató un anodino cuarto lugar. Luego unos años después lo vi ganar en Maroñas a manera de despedida con DESTRUCTOR un defensor del Mary Helene propiedad del conocido turfman Polito Gómez y al cuidado de Rogelio Tomás Rodríguez. Anteriormente lo había visto desfilar con Jungle King aventajando a El Aragonés en un Ramírez con descenlace típicamente porteño. ARTURO A me posibiltó disfrutar de sus condiciones logrando otro Ramírez aventajando a PECHAZO con Eduardo Jara mientras que tercero llegó PICANEO con Walter Cuitiño, que por los 300 parecía seguro ganador. Aclaro que todos estos triunfos tuvieron el plus de ser alcanzados ya a una edad, que sólo los verdaderos prodigios, pueden conseguirlos. Un mito, una leyenda, un adelantado, un jockey que llegó casi desconocido a un Palermo que lo catapultó a la fama. Me considero un agradecido al poder haberlo visto en más de una ocasión y por cierto disfrutar de su magia, de su habilidad y de su talento.

  • Caro amigo Ernesto estas son las cosas que nos han atrapado en esta, para muchos, mística llamada turf. Las fotos son elocuentes de la popularidad de esta actividad en ese entonces en ambas márgenes del Plata. No me cansaré de insistir que por motivos que no quiero entrar en polémicas, esto se perdió porque nació y vivió sólo por la afición por los amantes a esta actividad, que no tuvieron el apoyo oficial de una sociedad hipócrita y pacata que aprovechando el paredón que hacía las veces de separador entre timberos y normales que la vieja Avda Vértiz, hoy Libertador, ni siquiera hizo posible ver lo que pasaba detrás de ese muro. Si en ese momento se hubiese aprovechado esa multitud, otro "gallo cantaría" por más que el mundo haya cambiado en todos sus aspectos. Recuerdo que no pude ver cruzar el día de la Polla a Miss Grillo, por tener apenas 7 u 8 años y en compañía de mis padres quisimos entrar a Palermo a las once de la mañana. Estabamos por razones de salud de mi mamá en ese entonces en Buenos Aires y la disputa de la Polla para mis padres era un hecho poco menos que histórico. Existía una medida prostibularia, que no permitía entrar a menores de 18 años al hipódromo. Todo eso a la larga se paga. No eximo de culpas a la dirigencia de los hipódromos siguientes, que con errores también han influido en el descrédito de esta noble actividad. Ahora si habrán sido tan graves como situaciones parecidas que ocurrieron y ocurren con otras actividades? Más adelante el famoso COMFER no permitía ni siquiera dar los dividendos por radio, mientras que como todo lo prohibido, los muchachos de ENTEL de ese entonces, derivaban telefónos de comercios a las cuevas y las transmisiones iban en directo. Los estadios se siguen llenando. Aparecen los "barras" que espantan a los verdaderos hinchas, mientras tanto el espectáculo que menor cobertura policial tuvo, tiene y tendrá, muestra tribunas vacías. Por ahi, ello también nos haya jugado en contra. La policía con el turf perdió su recompensa desde hace mucho. Diría yo a partir del 90 más o menos, cuando se combatió? el juego clandestino. Abrazo Ernesto, sigamos con nuestra pasión, aunque quedemos pocos pero buenos.

1 comentarios:

A las 6 de abril de 2015, 12:11 , Blogger Andres Perez ha dicho...

El Maestro Leguisamo se retiró en Maroñas, ganando con el caballo Fortimbrás, no el que se menciona en el artículo. Si están correctos los datos del cuidador y el Stud.
Andrés Pérez

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal